Menú Superior

Blog  
Síguenos en: FacebookTwitterLinkedIn

miércoles, 29 de abril de 2015

Ahorra energía mientras trabajas: CONTRATACIÓN, AUTOMATIZACIÓN Y CONTROL


La contratación de las materias primas energéticas es una potencial fuente de ahorro. Por ejemplo, en contratación eléctrica la garantía y calidad de la energía no dependen de la compañía elegida, sino de la calidad de la red de distribución de la zona, de modo que una contratación con una compañía distinta puede incidir favorablemente en el precio pero no tiene implicaciones negativas. Sin necesidad de cambiar de suministrador, un edificio que posea distintos centros de gasto en la misma ciudad podrá negociar con el proveedor habitual unas condiciones más ventajosas.




  Un sistema inmótico (sistema domótico para el sector terciario) permite:
- Encender, apagar o regular la iluminación de cada puesto de trabajo en función de las necesidades de cada usuario y del aporte de luz natural.
- Subir, bajar y regular la posición de las persianas tanto para aprovechar el máximo de la luz como para impedir la incidencia excesiva de rayos de sol durante el verano y así evitar un gasto innecesario de energía.
- Regular la climatización en función de las necesidades horarias de cada puesto.
- Controlar la apertura de ventanas y puertas e incluso el suministro de agua o electricidad a la oficina.
- Además, permite avisar al servicio de mantenimiento de averías como fugas de agua, fallos del suministro eléctrico o fortuitos incendios.
- Al disponer del control de todos los elementos, el sistema inmótico facilita un gran ahorro tanto energético como económico.

Fuente: Ministerio de Industria

miércoles, 22 de abril de 2015

Ahorra energía mientras trabajas: MOVILIDAD


Promueve el uso compartido de coche. Más del 80% de los desplazamientos en día laborable son para ir al trabajo.
Compartir el coche con dos, tres o cuatro personas supone un ahorro del 50-66-75% respectivamente, y usando el autobús en lugar del coche se logran unos ahorros del 80%.
Además, sólo el tráfico representa más del 50% de la contaminación de una ciudad.


Realizar un plan de transporte: un modelo de organización que minimiza la necesidad de desplazamiento, favorece el uso de medios de transporte más sostenibles y reduce el consumo energético. Si tu oficina no dispone de un plan de transporte, puedes dirigirte al responsable energético o a los representantes de los trabajadores para que utilicen este criterio en la distribución del personal y en los protocolos de control de la actividad laboral y de la utilización de vehículos.

Fomentar los horarios flexibles y el teletrabajo; proporcionar alternativas de transporte al vehículo privado; controlar el aparcamiento; apoyar la creación de un sistema de coche compartido entre los trabajadores; utilizar tecnologías (vídeos, audios, videoconferencias, teletrabajo, etc.) que eviten la necesidad de presencia física en algunas reuniones; incentivar el uso de modos sostenibles (transporte público, caminar, bicicleta, coche compartido).

También podemos:
- Promover las plazas de aparcamiento compartidas para el personal de tu centro de trabajo.
- Planificar las rutas pensando también en el ahorro de energía.
- Mantener el vehículo siempre a punto (revisa el buen estado y la presión de los neumáticos, el alineamiento de las ruedas, el estado del filtro de aire, la carburación, etc.).
- Practicar la conducción eficiente: conduce con suavidad, evitando paradas y acelerones bruscos, seleccionando la marcha adecuada, no abusando de la velocidad. Poner en marcha el coche sin pisar el acelerador, subir una marcha cuanto antes y mantener la velocidad constante, puede reducir el consumo de combustible un 5%. A más de 50km/h es mejor cerrar las ventanillas del vehículo para mejorar la aerodinámica.
Conducir a 90 km/h en lugar de a 110 km/h produce ahorros del 25% y usar un coche compacto en vez de uno grande ahorra un 44%.
- Utilizando vehículos con bajo consumo de combustible y considera el uso de vehículos con sistemas mixtos de motor eléctrico y de gasoil. El ahorro energético está garantizado.

Fuente: Ministerio de Industria

miércoles, 15 de abril de 2015

Ahorra energía mientras trabajas: EQUIPAMIENTO GAMA BLANCA



En el mercado existen productos que a igualdad de prestaciones pueden presentar oscilaciones en el consumo energético de hasta el 50%. Estas diferencias de consumo a lo largo de la vida útil pueden representar un coste innecesario importante.



Promueve la compra de electrodomésticos de gama blanca teniendo en cuenta su clasificación energética, empleando para ello el código de etiquetado de letras y colores que rige en la Unión Europea. Es una forma de ahorrar energía.

Haz un buen uso de los electrodomésticos. Por ejemplo, si tu oficina dispone de frigorífico, no introduzcas alimentos calientes en él, comprueba que el termostato está ajustado a las temperaturas adecuadas (5 ºC en refrigeración, -18 ºC en congelación), abre la puerta lo menos posible, asegúrate de su limpieza, etc.

También existe una eco-etiqueta europea (Eco Label), que certifica un comportamiento medioambiental de alto nivel, concediéndose a varios centenares de productos y servicios respetuosos con el medioambiente pertenecientes a 25 grupos, como bombillas, ordenadores, electrodomésticos, etc.


Fuente: Ministerio de Industria

miércoles, 8 de abril de 2015

Ahorra energía mientras trabajas: AGUA


La disminución del consumo de agua no solamente redunda en una reducción del gasto por este concepto, sino que además conlleva un ahorro energético importante debido a la disminución del consumo del combustible necesario para su calentamiento o para su bombeo. No utilices agua caliente si no es necesario.





Las instalaciones solares térmicas son fiables y con una larga vida útil (25 años), y durante su funcionamiento tenemos un ahorro en combustible, ya que no utilizan ni gasoil, ni gas o electricidad durante la mayor parte del año.

¿Qué hacer para disminuir el consumo de agua?:

-  Consume únicamente el agua que necesites en los aseos y la cocina de la oficina.
- Evita dejar correr el agua innecesariamente.
- No utilices el inodoro como papelera. Evita tirar de la cadena innecesariamente.
- Avisa al personal encargado en el caso de que detectes cualquier tipo de averías/fugas en las instalaciones del edificio.
- Cierra bien los grifos. Una gota por segundo equivale a 1.200 litros/año.
- Si depende de ti, procura la instalación de grifos con sistemas de reducción de caudal y promueve un uso adecuado de éstos. ¿Por qué grifos con este sistema? Porque permiten reducciones de caudal de entre el 30 y el 65% sin mermar el servicio ofrecido. El mercado ofrece una gran variedad de modelos para todos los puntos de utilización (lavabos, duchas, fregaderos, fuentes, etc.).
- Otra excelente forma de ahorrar agua es disponer de sistemas de detección de presencia en grifos.
- El empleo de cisternas con doble pulsador economiza hasta un 70% de agua, pudiendo el usuario utilizar toda la descarga de la cisterna si fuera necesario.

Fuente: Ministerio de Industria

miércoles, 1 de abril de 2015

Ahorra energía mientras trabajas: LA REGLA DE LAS 3 R




La regla de las tres R’s (el círculo verde del: reducir, reciclar y reutilizar) nos sirve para ahorrar energía y gastos. Son 3 objetivos que tenemos al alcance de la mano en 3 etapas bien diferenciadas: el aprovisionamiento, durante el uso de los recursos y tras la generación de residuos.

Reducir

Contribuye a reducir la generación de residuos de tu oficina. Acciones como disminuir el uso de envases, aprovechar hasta el fin de su vida útil los materiales de oficina, suprimir la edición masiva de documentos corporativos de la organización o apostar por el formato electrónico y las plataformas digitales son medidas sencillas que permiten reducir el volumen de residuos.


Reciclar

Utiliza los contenedores de reciclaje de materiales (papel-cartón, vidrio, tóner, pilas, envases, residuos orgánicos) que están instalados en tu oficina. Si tu edificio aún no tiene un sistema de reciclaje, promueve la gestión de uno de ellos ubicando los contenedores en lugares de fácil acceso y con una clara señalización de su localización y del material que debe depositarse en cada uno de ellos. Esta acción debe llevar asociada una revisión periódica del estado de los contenedores.
 
El reciclaje de 3.000 botellas de vidrio evita mil kilos de basura y ahorra más de una tonelada de materias primas. Además, al quemar menos combustible para fabricar nuevos envases se reduce la contaminación atmosférica en un 20%.

No olvides que:

- Contenedor amarillo: envases ligeros, metal y bricks. Contenedor azul: papel, cartón, no bricks.

- Contenedor verde: botellas de vidrio, frascos, tarros y todo tipo de vidrio, salvo fluorescentes.

- Contenedor de residuos orgánicos: desperdicios de comida, restos vegetales o animales, papeles manchados de grasa, servilletas, corcho, etc.


El resto de residuos se debe depositar en los PUNTOS LIMPIOS de su ciudad.



Los plásticos tienen muchas utilidades y son fáciles de reciclar, y al proceder del petróleo su reciclaje evita extraer este combustible fósil. Por cada tonelada reciclada de envases ligeros se evita la emisión de dos toneladas de dióxido de carbono.



Reutilizar


Reutiliza en la medida de lo posible todos los materiales, componentes y envases (mobiliario, vaso de agua, material de oficina como carpetas, clips, etc.) que uses con frecuencia.


Fuente: Ministerio de Industria